Razones por las que no puedes ver mientras conduces de noche
Razones por las que no puedes ver mientras conduces de noche

Razones por las que no puedes ver mientras conduces de noche

Conducir de noche puede ser más arriesgado que hacerlo de día, debido a los mayores peligros de la carretera y a las condiciones oculares que pueden afectar a la capacidad de ver en entornos más oscuros. Estos factores afectan a los conductores de todo el mundo.

Alguna vez te has preguntado: "¿Por qué no veo tan bien cuando conduzco de noche?" o "¿Debo usar gafas especiales para conducir de noche?". Aunque las respuestas pueden variar en función de cada caso, esta guía te ayudará a entender algunas razones concretas por las que tienes problemas de visión al conducir de noche, y qué hacer para solucionar el problema. 


Riesgos de la conducción nocturna relacionados con la visión 

Tener problemas de visión por la noche es algo común en todo el mundo. Millones de conductores de todo el mundo tienen dificultades para ver de noche, y el índice de mortalidad por accidente es, según los informes, tres veces mayor de noche que de día. 

Un estudio reveló que más del 60% de los accidentes de vehículos ocurren de noche en la India, debido a factores como la fatiga visual del conductor y su rendimiento, así como la mala visibilidad en general. 

En Corea del Sur, la tasa de mortalidad de los accidentes que tienen lugar de noche es del 53,38%. Las estadísticas se ven afectadas por la menor calidad de la visibilidad que experimentan los conductores durante las horas más oscuras del día. 

 

El resplandor de los faros 

Una de las razones más destacadas por las que los conductores tienen problemas de visión por la noche es la luz del tráfico que se aproxima. 

Los faros, las luces altas y las luces antiniebla están diseñados para ayudar a los conductores a ver de noche, pero también pueden producir efectos adversos. El deslumbramiento puede distraer, irritar y reducir el tiempo de reacción. ¿Qué puedes hacer al respecto? 

Si llevas gafas, una de las mejores maneras de mejorar su visión nocturna es elegir una solución de lentes con un tratamiento antideslumbrante o antirreflejo (AR). Esta exclusiva mejora de los lentes puede reducir el deslumbramiento provocado por los faros que se aproximan, los reflejos de las señales de tráfico y otras luces molestas. Los lentes con tratamiento AR pueden mejorar el confort visual y la claridad, mejorando tu visión para una experiencia de conducción nocturna más segura. 

 

Dificultad para ver el tablero del auto (presbicia) 

Tener problemas para ver el tablero del auto, la consola central, el GPS y otros pequeños elementos de tu coche podría ser un signo de presbicia si tienes más de 40 años. Se calcula que 1.800 millones de personas en todo el mundo tienen presbicia, y muchos de estos casos no reciben tratamiento. 

La incapacidad de ver objetos de cerca puede ser un riesgo para tu conducción nocturna, ya que puede impedirte controlar una velocidad segura en tu cuentakilómetros, navegar por las direcciones en su GPS o incluso asegurarse de que tus luces funcionan correctamente. Las gafas pueden ser todo lo que necesitas para rectificar este problema. 

La presbicia afecta a la visión con la edad y dificulta el enfoque de los objetos cercanos. Si experimentas visión borrosa, o si ha pasado tiempo desde tu último examen ocular, puede ser el momento de programar una cita con tu optómetra. 

 

Señales de tráfico y objetos lejanos borrosos (miopía) 

La miopía es otro riesgo importante para la conducción nocturna si no se corrige. La miopía dificulta la visión de objetos lejanos, como señales de tráfico, escombros, ciclistas y peatones.  

Los peligros de la carretera son aún más difíciles de detectar por la noche, cuando la visibilidad es reducida y la luz es limitada. La luz se refleja más en las señales de tráfico, lo que dificulta aún más su lectura, así mismo, los demás usuarios de la carretera son más difíciles de ver, incluidos los vehículos y los peatones, y es más probable que los animales salgan a la carretera cuando está oscuro. La incapacidad de ver esos objetos es peligrosa para ti y para todos los demás en la carretera. 

Se calcula que la miopía afecta a 1.890 millones de personas en todo el mundo. Si has notado un cambio en su capacidad para ver objetos lejanos mientras conduces (de día o de noche), es posible que necesites actualizar tu graduación visual. Un rápido examen ocular con tu profesional de la visión podrá determinarlo. 

 

Luces estriadas o borrosas (astigmatismo) 

El astigmatismo significa que tu ojo suele tener una forma más parecida a la de un balón de rugby que a la de un balón de fútbol, lo que altera la forma de enfocar la luz. De hecho, la luz se enfoca en más de un lugar, lo que puede provocar una visión borrosa. 

Cuando se trata de conducir por la noche, el astigmatismo también puede influir en la forma de ver las luces, como los faros de los coches y las farolas. Es probable que experimentes un mayor resplandor, halos o rayas alrededor de las luces, lo que puede ser difícil y probablemente te obligará a entrecerrar los ojos para enfocar mejor. Esto puede ser peor por la noche, cuando hay más luces procedentes de tu salpicadero y de otros conductores. 

El uso de los lentes adecuados puede ayudar a mitigar estos efectos, enfocando la luz correctamente en la retina. Un examen ocular rutinario puede determinar si tienes astigmatismo y, de esta manera, tu oftalmólogo podrá dispensar lentes correctores para compensar la forma irregular de tus ojos.

Por desgracia, el astigmatismo no se cura por sí solo y es probable que tengas que llevar gafas para corregirlo. 

 

Ceguera nocturna (nictalopía) 

La ceguera nocturna, o nictalopía, se refiere a la mala visión que se produce con poca luz o en la oscuridad. Al igual que la presbicia y la miopía, la ceguera nocturna puede suponer una peligrosa amenaza para la conducción nocturna, ya que limita la capacidad visual del conductor afectado. 

Este trastorno puede estar causado por cataratas, glaucoma, miopía y otras afecciones de la visión. En algunos casos, las gafas pueden tratar la ceguera nocturna, pero el tratamiento depende en última instancia de la causa subyacente.  

Para empezar, conducir en condiciones de oscuridad puede ser un reto, y la ceguera nocturna puede hacer que sea realmente peligroso. Si tienes síntomas de nictalopía (halos o resplandores alrededor de las luces, problemas para ver objetos lejanos, visión borrosa, sensibilidad a la luz, etc.), consulta a tu profesional de la salud visual. 

 

Consejos de seguridad para conducir de noche 

Las medidas de seguridad personal y del vehículo deben tomarse cada vez que te pones al volante, pero especialmente cuando conduces de noche. Según la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes, el 23% de todos los accidentes con heridos y el 37% de todos los accidentes mortales en Estados Unidos en 2016 se produjeron entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana. 

La Fédération Internationale de l'Automobile (FIA) creó las Reglas de Oro para la Seguridad Vial como pautas para que los conductores se mantengan más seguros a sí mismos y a otros usuarios de la carretera en el tránsito. Para empezar: Comprueba tu visión con regularidad, protege tus ojos del deslumbramiento y lleva siempre las gafas en la carretera.

La FIA también aconseja que los automovilistas y motociclistas: 
  • Presten siempre atención.
  • Respeten el límite de velocidad.
  • Se abrochen el cinturón de seguridad. 
  • Utilicen una silla de seguridad para niños.
  • Comprobar los neumáticos.
  • No envíen mensajes de texto y conduzcan.  
  • Lleven ropa reflectante.
  • Utilicen el casco.
  • Se detengan cuando estén cansado.
  • Tengan cuidado con los peatones, especialmente con los niños.
  • Reduzcan la velocidad.
  • Nunca beban y conduzcan.

 

Mejorar la visión nocturna para conducir 

¿Cómo puedes mejorar su visión nocturna? Además de los consejos anteriores, tu visión debe ser lo más clara posible. 

Muchos de los problemas de visión que debilitan la vista al conducir de noche pueden tratarse con gafas correctoras o lentes de contacto. Tu visión cambia a medida que envejeces, por lo que es esencial que te sometas a exámenes oculares periódicos. Es posible que tengsa que actualizar tu graduación para conducir de forma más segura y eficiente por la noche.  

Si sospechas que tienes un problema de visión que afecta directamente a tu capacidad para conducir de noche, consulta a su optómetra lo antes posible. 

 

Reducir los reflejos por la noche 

A veces, los reflejos en los lentes de noche pueden resultar molestos y hacer que la conducción nocturna sea una experiencia incómoda. Puedes solucionarlo añadiendo un tratamiento a tus lentes, que puede ayudar a eliminar los reflejos y reducir el deslumbramiento. 

 

¿Dónde puedo comprar lentes para conducir de noche? 

Los lentes para conducir de noche pueden ser muy beneficiosos y pueden ayudar a resolver una serie de problemas de visión, por no mencionar que te ayudan a sentirte más seguro y cómodo en la carretera. Los lentes adecuados para la conducción nocturna pueden devolverte algo de independencia, lo que para muchos puede suponer un cambio de vida. 

Puedes encontrar a tu profesional de la visión local de Essilor, quien te guiará hacia el par de lentes adecuados para tus necesidades individuales. Tu profesional de la salud visual puede proporcionarte los servicios necesarios para el cuidado de la vista, con la última tecnología y tipos de lentes, como los multifocales, los monofocales y los recubrimientos de lentes. Utiliza nuestro buscador de ópticas en línea para comenzar tu búsqueda. 

Ópticas

Encuentra tu óptica más cercana

Obten una solución de lentes Essilor cerca de ti, ve a una óptica experta asociada
Encuentra tu óptica más cercana
Encuentra tu óptica más cercana

Artículos relacionados

Gafas de conducción nocturna: 9 señales de que podrías necesitarlas
Ver más

Gafas de conducción nocturna: 9 señales de que podrías necesitarlas